Si existe una planta que sirva para todo, esa es el aloe vera (o sábila). Entre las propiedades del aloe vera nos encontramos con que es excelente depurador si lo toma en ayunas, alivia las quemaduras, ayuda a combatir la caspa y reduce la inflamación de las encías, entre otras cosas. Pero sin duda, el aloe vera es una planta muy preciada en belleza gracias a su capacidad de regenerar y mejorar la apariencia de la piel. En este artículo encontrarás una lista con todos las propiedades del aloe vera para la piel, cómo usarla y algunas recetas de mascarillas con gel de aloe vera para hacer en casa.

¿Para qué sirve el aloe vera?

Para hidratar

Uno de los componentes del aloe vera es la lignina. La lignina es un polímero natural que penetra hasta las capas más profundas de la piel ayudando a que el resto de las sustancias que componen el aloe vera sean más eficaces. De este modo, las vitaminas, aminoácidos y polisacáridos penetran en la piel y actúan como barrera evitando que la piel pierda agua.

Para atenuar arrugas

El aloe vera tiene la facultad de producir fibras plásticas. Estas fibras se encuentran en nuestra dermis, pero el aloe vera las produce 7 a 8 veces de su velocidad normal. Estas son las responsables de producción del colágeno, que actúa  como “colchón” sobre las fibras de la dermis y recuperar la piel, aportando un volumen y elasticidad

Para limpiar la piel

El aloe vera se puede usar para realizar limpiezas en la piel. Otra de las propiedades del aloe vera es que ayuda a que las glándulas sebáceas se regulen y no produzcan más grasa de la necesaria , nivela el pH de la piel gracias a su contenido en aminoácidos y otros elementos, estimula la reproducción de células epiteliales, regenerando y renovando la piel y limpia los poros en profundidad. Además tiene acción bactericida.

El truco: Si quieres hacer un jabón con aloe vera usa:

  • Gel de aloe vera
  • Dos cucharadas de aceite de almendras
  • Una cucharada jabón líquido neutro
  • 5 a 10 gotas aceite esencial de lavanda para efecto tranquilizante

Realiza pequeños masajes circulares y retira con agua tibia. A continuación continúa con tu rutina facial habitual.

Para desinfectar

Como hemos dicho arriba, el Aloe Vera tiene propiedades antibióticas y anti fungicidas naturales, gracias a las sustancia denominada antraquinonas permite prevenir y curar los anés presentes en la piel.

Para nutrir la piel

Otra de las propiedades del aloe vera es la de proporcionar nutrición a la piel. Esto se debe a la cantidad de aminoácidos, vitaminas y polisacáridos que contiene. De este modo, se benefician las células epiteliales y subepiteliales, estimulando y regenerando todas las células implicadas en el proceso.

Quemaduras de la piel y after sun

El aloe vera se ha usado desde siempre para aliviar las quemaduras (tanto solares como domésticas) y como crema para después de exposiciones solares. Su capacidad de regeneración de la piel la convierten en un aliado perfecto en estas situaciones ayudando a que la piel se recupere después de someterle a este tipo de agresiones.

Si te has quemado tienes dos opciones usar una planta de aloe vera algunas hojas consistentes cerca de la parte final de la planta. Ten cuidado con las espinas de la planta para no pincharte. Corta las hojas por la mitad  y saca lo que tenga en su interior con un cuchillo. Con eso puedes hacerte un emplaste y ponerlo directamente con una gasa sobre la heridas.
También puedes usar un gel de aloe vera , te cuidado con las composiciones y consigue uno que sea 100% aloe vera (como nuestro gel de aloe Aloe Olé).

Mejorar la apariencia de las estrías

Las estrías son roturas de las fibras elásticas de la piel, produciendo unas marcas que al principio son de color rosáceo y después se van aclarando con el tiempo.
Otra de las propiedades del aloe vera es la de prevenir y mejorar la apariencia de las estrías en la piel. El aloe vera ayuda a aumentar la elasticidad de la piel, gracias a que la nutre en profundidad.

Calmante de la piel para después de la depilación

El aloe vera es un gran regenerador de la piel. Ayuda a calmarla después de una depilación eléctrica o con cera y evita rojeces. En el caso de la depilación con cuchilla, ayuda también a eliminar impurezas con lo que se previenen pequeñas infecciones en el folículo piloso.

Cómo usar aloe vera

Directamente de la planta
Si tienes una planta de aloe vera o sábila en casa puedes extraer la pulpa que contiene sus hojas frescas y usarla para hacer tratamientos faciales, emplastos, mascarillas o incluso baños. Para hacerlo, solo tienes que cortar las hojas por la base. Hacer un corte en la punta y otros dos a los extremos para retirar las espinas. Después, extrae la sustancia gelatinosa que encontrarás dentro con un cuchillo. Este “gel” que obtienes lo tienes que guardar en un frasco en el frigorífico para que no pierda sus propiedades, además tendrás que utilizarlo durante los siguientes siete días.

Gel de aloe vera
Si no tienes una planta de aloe vera en casa puedes recurrir a un gel de aloe vera. Recuerda comprobar los ingredientes cuando lo compres, comprueba que el primer ingrediente es aloe barbadensis, ya que muchos geles en el mercado no tienen una alta composición de aloe vera. Si quieres apostar por lo seguro puedes comprar el gel de aloe vera Aloe Olé, 100% natural (sin parabenos y procedente de la agricultura ecológica).

Mascarillas de aloe vera para mejorar tu piel

Mascarilla de aloe vera para una piel radiante
Como dijimos anteriormente, una de las propiedades más importantes del aloe vera es la de nutrir la piel, gracias a la cantidad y antioxidantes que contiene. Para potenciar el efecto, en esta mascarilla, vamos a añadir curcuma. De este modo, exfoliamos la piel de manera suave.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 5 cucharadas de leche (50 ml)
  • 5 cucharadas de agua de rosas (50 ml)

Modo de uso

Extiendela sobre la piel limpia y deja actuar 20 minutos. Retirala con agua tibia.

Mascarilla para regular la producción de aceites

La combinación de miel con aloe vera nos da como resultado un hidratante natural para refrescar y reparar las pieles con exceso de grasa.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aloe vera (50 g)
  • ¼ de taza de miel (83 g)

Modo de uso

  • Pon a hervir el aloe vera y tritúralo en la licuadora hasta conseguir una crema .
  • Agrega la miel y procesa unos instantes hasta que se mezcle con el gel.
  • Limpia el rostro para retirar los restos del maquillaje y otras impurezas y aplícate el producto.
  • Retira tras  20 minutos, enjuaga con agua fría.

Mascarilla para pieles secas

Con este producto regularás el pH de la piel y restaurarás la producción natural de aceites para mantenerla humectada y suave.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aloe vera (50 g)
  • 2 cucharadas de requesón (40 g)
  • 2 dátiles
  • ¼ de pepino
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)

Modo de uso

  • Lleva todos los ingredientes a la licuadora y bátelos unos segundos.
  • Tras obtener una crema homogénea, limpia la piel y aplícala.
  • Espera que pasen 30 minutos y aclara con agua fría.
  • Puedes usarla hasta cuatro veces a la semana o según lo consideres necesario.